Relevamiento Salarial 2018 Delegación AGC Tandil

Se acerca fin de año y desde la Delegación Regional Tandil de la Asociación Gremial de Computación empezamos a hacer un balance de lo sucedido en los últimos 12 meses desde el punto de vista de los trabajadores informáticos. Podemos concluir que este ha sido un año difícil para los trabajadores en su conjunto. Con una inflación del 43.9% hasta Noviembre según el INDEC y proyección anual del 47,5% según REM-BCRA. Sumada a políticas de ajuste y un dólar que duplicó su valor, nuestro costo de vida se vió afectado haciéndose mucho más caro. El impacto es aún más grave en sectores como el informático, donde aún no se cuenta con paritarias ni un convenio colectivo de trabajo que permita sostener el poder adquisitivo de nuestros salarios.

Para hacer un análisis más preciso de la situación, realizamos la segunda encuesta del año consultando por los aumentos salariales relacionados a la inflación percibidos durante el 2018, los criterios para realizar aumentos, la forma en que estos aumentos se aplican, etc. También consultamos por el pago del bono de fin de año. A partir de las respuestas obtenidas por trabajadores de más de 30 empresas del polo informático de Tandil llegamos a las siguientes conclusiones:

 

 

Más del 80% de los encuestados tuvo un aumento menor a la inflación del 2018

 

Esto reafirma algo que venimos sosteniendo desde el gremio: con el pasar del tiempo los trabajadores informáticos están perdiendo poder adquisitivo. Esto se contradice con el crecimiento continuo que ha tenido el sector durante los últimos años, en donde la mayoría de las empresas son exportadoras de servicios, con ingresos en divisas extranjeras y salarios pagados en pesos. Bajo este panorama nos resulta inadmisible la situación.

Por otro lado, al igual que la encuesta anterior, podemos volver a destacar que la amplia mayoría de los aumentos salariales más significativos se lograron mediante acuerdos colectivos.

Esto refuerza la idea de que este tipo de acuerdos, nos permiten a los trabajadores alcanzar mejores pisos salariales y sostener nuestro poder adquisitivo por encima de la inflación.

Lamentablemente solo el 18% logró acuerdos colectivos y un 32% desconoce como son los aumentos en su empresa quedando un 40% restante con seguridad de que los aumentos son individualizados para cada trabajador. Esto da por resultado un porcentaje muy elevado de trabajadores que terminan negociando solos sus salarios, a la baja en comparación con la inflación, es decir, perdiendo poder adquisitivo. La estrategia empresarial reinante parece evidente: divide y conquista.

También, es de destacar que una amplia mayoría de empresas no diferencia los aumentos por rendimiento de los que son por inflación, lo que conlleva a que los trabajadores informáticos no podamos determinar los criterios de los aumentos. Se incluye todo en un solo aumento, dando lugar de esta manera a que los aumentos por inflación otorgados estén, de nuevo, por debajo de la acumulada.

Este proceder es un denominador común en aquellas empresas donde los aumentos salariales se discuten personalmente.

 

Más del 60% de las empresas no diferencian los aumentos por inflación de los de rendimiento.

 

Por último, en la encuesta consultamos por los salarios brutos. En el siguiente gráfico se observan los resultados promedio de los salarios brutos para informáticos juniors (Jr), semi seniors (Ssr), seniors (Sr), líderes de equipos (TL) y arquitectos de software (Arq). Vale aclarar que para calcular el salario de bolsillo, deben aplicarse las retenciones sociales (17% o más) y en general, a partir del nivel Jr, muchos de nuestros compañeros se ven gravemente afectados por el impuesto a las ganancias. A su vez, se han detectado casos en que la empresa descuenta al trabajador un extra para el pago de prepagas del grupo familiar.

Este relevamiento anual confirma al menos dos cosas: primero la importancia de seguir relevando nuestro sector, de conocerlo en detalle, de hablar de salarios y de analizarlo desde una mirada laboral. Segundo, la necesidad de fortalecer una representación oficial de todos los trabajadores del sector tecnológico para tener una opinión fuerte y clara, establecer criterios de aumentos, pisos mínimos en las condiciones laborales y recuperar cada peso de salario real que venimos perdiendo de manera sistemática.

En este sentido y en base a todo lo planteado es que seguimos convocando al conjunto de los trabajadores informáticos a sumarse a su organización sindical para conquistar juntos los derechos que nos corresponden.  

Unidos somos fuertes pero organizados somos invencibles.

¡POR UN SINDICATO ORGANIZADO Y ADMINISTRADO POR LOS TRABAJADORES INFORMÁTICOS!

Delegación Regional

Informáticos Tandil

Asociación Gremial de Computación

 

Deja un comentario